viernes, 29 de julio de 2016

Mi experiencia (opinión) con el Kindle Paperwhite

¡Hola a todxs! Hoy os traigo algo un poco diferente, pero que, al fin y al cabo, no deja de tener relación con los libros y la lectura. Como podéis ver, hoy vengo a daros mi opinión y a contaros mi experiencia con el Kindle Paperwhite de Amazon.

Empezando por el principio... Yo ya había tenido otros e-readers, pero que por sus características ya se habían quedado viejos o no contaban con opciones que yo creía necesarias, así que tras ahorrar un tiempo, finalmente en febrero de este año me compré el Kindle Paperwhite 2, que no es el más actual, sino el anterior modelo del que venden ahora. Lo conseguí un poco más barato, por unos 100€, reacondicionado y con la garantía de Amazon.

Como siempre, el producto me llegó bastante rápido y sin ningún desperfecto, por lo que (DESDE MI EXPERIENCIA) no tengáis miedo a la hora de comprar un producto reacondicionado, ya que en muchos casos el único defecto que tienen es que no pueden ser vendidos en su caja original porque han sido abiertos por un cliente que acto seguido los ha devuelto.

La única diferencia (o la más importante) de este Kindle con el actual, es que mientras que el 2 tiene 212pp el actual tiene 300pp (es decir, la resolución es mejor en el último modelo), pero esta es una diferencia apenas perceptible si lo que vais a leer son novelas sin muchas ilustraciones.

Una vez en situación, pasemos a mi opinión y mi experiencia con él durante estos meses. La verdad es que el Kindle es una gozada. Como todos sabéis ayuda al medioambiente, pues así no se gasta tanto papel, la batería dura muchísimo, en él puedes tener un montón de libros que salen más baratos, si vas de viaje no tienes que cargar tanto peso etc. Creo que estas son ventajas que todo el mundo conoce y que podéis encontrar en cualquier sitio de internet (al igual que una lista con las especificaciones del dispositivo y otras cosas de interés), así que vamos con el verdadero problema.

A los amantes de los libros nos encanta tocar y pasar las páginas, oler los libros, tal vez subrayarlos y/o anotarlos etc. Algo muy romántico, pero desde luego nadie puede decirme que no es más cómodo leer en un Kindle. Un dispositivo diseñado única y exclusivamente para la tarea de leer, que no daña la vista, que es ligero y que te permite llevártelo a cualquier sitio y leer en cualquier lugar. Creedme, no es lo mismo, por ejemplo, leer un libro de 400, 500 o 1000 páginas en físico que en el Kindle.

Además está el factor economía. Si no fuera por el Kindle no podría leer todos los libros que leo, eso desde luego. Tan solo en el primer mes ya amorticé lo que me costó con todos los libros que leí. Dejando de lado que haya gente que se descargue los libros gratis en alguna página de internet, comprar un ebook en Amazon sale mucho más barato que comprarlo en físico y además tenéis ofertas diarias como Kindle Flash o suscripciones muy parecidas a Netflix pero para libros, como Kindle Unlimited.

En conclusión, considero el Kindle Paperwhite como una de las mejores inversiones que he hecho y lo repito, desde mi punto de vista, nadie puede decir que no es más cómodo leer un libro en el Kindle. Y lo digo yo, que si luego me gusta mucho el libro, siempre termino volviendo a comprármelo en papel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario